miércoles, 3 de mayo de 2017

BUSCANDO ALGO





BUSCANDO ALGO

Buscando algo, no sé el qué
algo encontré, pero no sé..
no sé que fue ni lo sabré.

Buscaba vida en mi propia vida.
Buscaba sueños en mi almohada.
Buscaba un dios que no va a misa.
Amaneceres en las mañanas...

De todo y nada yo he buscado.
De nada y todo, que no lo sé.
Tanto buscar un mundo abstracto
tanto buscarlo y no lo encontré...

Busqué en las noches un sol muy claro.
Buscaba mares llenos de estrellas.
Buscaba nubes en cielo raso.
Buscaba agua a donde haya tierra.

Busqué montañas en las llanuras.
Busqué llanuras en las montañas.
Y por buscar busqué la lluvia
en un desierto de arenas blancas.

Busqué de todo, de todo y nada.
Buscaba un yo, que no existía.
Buscaba alguien dentro de mí,
y por buscar, busqué en mi vida
y no encontré como vivir.

 Lo que buscaba sin darme cuenta ya lo tenía.
Lo que buscaba, era el secreto de ser yo misma.
Y lo encontré, tanto buscar, y estaba ahí.

Ahí guardado, muy bien guardado, dentro de mí.

miércoles, 26 de abril de 2017

PENSAR

                             
                                    
                                                                   PENSAR
                                 
Si te paras a pensar
y no hay que pensar mucho
porque pensarlo es absurdo,
¿No es la felicidad
la que busca todo el mundo?
Y buscándolate encuentras,
con que llamando a mil puertas,
para encontrar la salida,
no reparas en mirar alrededor,
y ver una puesto de sol, 
vivir el hoy, pues el mañana
quien sabe que nos depara.
Nuestro futuro es incierto
y es cierto el atrevimiento
de hablarles de esta manera,
porque aunque no se lo crean,
yo si me paro a pensar,
que aunque pensarlo es absurdo 
y nunca se arregla el mundo,
solo pensando y ya está..
bueno es tener pensamientos,
porque dejar de pensar, eso yo,
eso yo, no puedo hacerlo. 


AH...Pensar....Nos han enseñado que  hay que pensar,
pero bueno sería a veces quedarse en blanco un ratito, y hacer caso omiso al bombardeo al  que nos somete nuestro propio pensamiento.

lunes, 24 de abril de 2017

POEMA


 LA VIEJITA ENCORVADA


Una viejita encorvada 
 me habló de sus desventuras.
Mientras, el tren avanzaba: 
la noche era muy oscura,
y tras la oscura ventana, 
una débil luz de luna,
tímidamente avanzaba. 

La viejita me miraba. 
Eres joven , me decía
Yo estoy vieja y arrugada. 
Las arrugas de la vida,han hecho mella en mi cara.
Por vivir no tengas prisa, que la vida sola, ya avanza. 
Mira mi espalda encorvada, y mis manos temblorosas.
Escucha mi voz medio ronca, 
y mira mis piernas hinchadas
mas no pierdo la esperanza 
de disfrutar cada hora que la vida me regala. 
Ya sé que la vida es corta. 
Que quizás mi tiempo acaba.
Observa el tren como avanza en medio de oscuras sombras,
mas la sombra es engañosa y no suele ser tan mala,
Es un paso hacia la luz, que llega cada mañana
 Así has de vivir la vida: 
Sentirás desesperanzas.
Quizás te encuentres perdida,
 o llores desconsolada.

Tras la tormenta hija mía, siempre ha de llegar la calma.
Disfruta con alegría, la vida, mientras avanza,
y no pierdas la esperanza de llegar a ser viejita.
Y la viejita encorvada..... al fin se quedó dormida 

 Mientras el tren avanzaba.... la observé como dormía. 


martes, 20 de septiembre de 2016

Matar el tiempo

Hoy, quisiera escribir
 por aquello de matar el tiempo,
quisiera plasmar en este papel
 aquello que pienso,
quisiera deciros que aún siendo feliz
 por fuera y por dentro
a veces me siento morir, sin venir a cuento.

Hablaros del mundo, donde yo me muevo.
Contaros mil cosas
 y en este papel leéroslo luego.
Sentir que me escuchan mientras yo lo leo.
Sentirme arropada por fuera y por dentro.

Contaros que a veces un simple paseo
me llena de gozo todo un día entero.
Ya veis si soy simple por fuera y por dentro.
No se si es virtud, o si es un defecto.

Hoy quisiera explicaros mil cosas de nuevo.
Deciros que a veces a mi pensamiento
acuden palabras que casi no entiendo
y que al descifrarlas, aun entiendo menos.

Quisiera escribir, por matar el tiempo.
El tiempo  me apresa, por fuera y por dentro
soy su prisionera, y no sé como hacerlo
pues me falta tiempo para comprenderlo..




Llegará el mañana, con un día nuevo.
Y volveré a decir: quisiera escribir
aquello que pienso.
Y seguiré callada,
por fuera y por dentro.
Me faltan palabras.
No sé, no sé como hacerlo.

miércoles, 8 de junio de 2016

                                                              A         V E C E S


                        A veces me creo la dueña del mundo, casi como si lo fuera…
                   Pero aterrizo de pronto del sueño, y pongo los pies en la tierra.
                   Tan pronto soy diva, soy musa, soy alegría y soy fiera,
                   como soy desconcierto, melancolía, desaliento y tristeza.

                   A veces, y solo a veces, me siento flotar en el aire, como ave
                   que vuela, como una nube tranquila espumosa y serena,
                   Tan pronto me siento ágil, grácil, liviana y ligera,
                   como siento que todo mi cuerpo, mi alma, y mi vida me  pesan.

                   A veces, presiento que nacen en mi mil y una ilusiones nuevas
                   y creo vivir en un  cuento de hadas, donde no hay quimeras               

                   Tan pronto me siento una niña,,  con sus fantasías y con su inocencia.
                   como siento, que va envejeciendo mi vida, y yo misma con ella.

                   A veces me pongo a escribir, y al hacerlo ya casi me siento poeta
                   y siento como tiemblan en mi, mis manos, mi pulso y la letra.
                   Tan pronto me siento escritora, de cuentos, frases o poemas
                   como  siento que soy  poca cosa y hasta casi analfabeta. 
                  
      Soy tantas veces, mi propia enemiga, 
aquello que ser no quisiera,
que a menudo, huyo de mi misma,
o bajo el ala escondo la cabeza

Soy tan verdad, y a la vez soy mentira,
 pues me miento aunque no me lo crea.
que es que a veces quisiera no estar,
tan dentro de mi, y salirme fuera. 


miércoles, 20 de abril de 2016

SI POR UN CASUAL  

Si por un casual me encuentras
si acaso es casualidad
que puede que no lo sea
pues no creo en el azar,
tú, tu te harás la encontradiza
y entonces, como una novicia
y sin preguntar razones
me callaré los reproches
que de niña yo te hacía.

 Si por un casual me encuentras
me encontrarás tan desecha
por que ni el tiempo me aleja
de mis recuerdo de niña
que no he de darte respuesta
a cuantas cosas me digas.

 Si tú por casualidad
algún día a tu camino
vuelve a unirse mi destino
ya no será tan casual
pues tantas casualidades
solo esconden más verdades
de las que sabes callar.

Y no es por casualidad
que escriba este extraño escrito
pues se rompió la amistad
ni tú ni yo hemos sabido
porqué se rompen  los hilos

que nunca se han de juntar.